martes, 4 de diciembre de 2012

Los celos en la pareja

Los celos son la causa que más batallas origina en la vida de pareja, por mucho amor que haya en una pareja, por muchos poemas de amor que se dediquen o por muy cómplices que sean, los celos pueden ser un punto negativo difícil de superar. 

Normalmente y aunque pueda parecer ridículo, hay más casos de celos imaginarios que de celos reales. En cualquier caso, intentaremos explicar que son los celos y como erradicarlos desde la mayor claridad posible. Surgidos en la niñez, vienen causados por falta de atención, que paralelamente va de la mano con una falta de seguridad durante un momento puntual de la infancia. 



Aunque pueda parecer increíble, los casos de varios hermanos en la misma familia , son los más propensos a este tipo de episodios durante el resto de sus vidas (especialmente en el caso de los hermanos mayores). Trasladando este fallo psicológico a la vida de pareja, diremos que se ocasionan cuando una persona quiere tener total y absoluto control sobre la otra y que se expresa echando cosas en cara continuadamente a la otra persona, pudiendo la persona celosa llegar a creer realmente que la pareja no le es fiel y en ocasiones visualizar en su cabeza imagenes de amor de su pareja con otras personas. En el momento que esto no es así al 100%, comienzan los llamados celos patológicos que siempre conllevan violencia - no necesariamente física - por no conseguir ser el centro de atención de la pareja. En cualquier caso, los celos pasan por tres fases claramente diferenciadas:

- La acumulación de tensión 
- La fase de descarga en sus muchas variedades 
- Arrepentimiento 

La primera fase es en la que el individuo va acumulando en su mente todo aquello que le hace sentir impotencia e inseguridad hacia la otra persona. Digamos que se va cargando de energía negativa. La fase de descarga es en la que todo explota. Verbalmente, físicamente o sexualmente en algunos casos, se encarga de expulsar todo el sentimiento que durante días, semanas o incluso meses ha ido acumulando. Por último, llega el arrepentimiento. Basado en llantos, perdones y regalos, tratan de convencer de nuevo a la parte afectada para que una vez más, vuelva a repetirse el ciclo (siempre se repite). 

¿Qué solución podemos darle?

 1. La objetividad será nuestra aliada en este punto. Evitaremos en cualquier caso pensar cosas negativas e intentaremos diferenciar lo real de lo imaginario. 

2. Tenemos que ser conscientes de que una pareja se forma por dos personas. Lo que queremos decir con esto, es que tu parte es el 50%, pero el otro 50% pertenece a otra persona siempre, por lo que si invades su terreno, la estarás agobiando. 

3. ¿Tienes un buen amigo/a? Pues no dudes en hablarlo con él, teniendo en cuenta que cada palabra de lo que te diga deberá ser constructiva. Reconocer tus errores es el primer paso para solucionarlos. 

4. No cargues la culpa a nadie, el problema es tuyo. Si conseguimos aplicar estos cuatro sencillos pasos, notaremos sin darnos cuenta que comenzamos a valorar a la otra persona como lo que realmente es, además de sentirnos muchísimo más relajados con nosotros mismos al no tener esa carga emocional que pesaba sobre nuestros hombros. 

Los celos, son la causa que más distancia a personas con posibilidades de algún tipo de relación seria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada